Space Channel 5 vuelve como experiencia de realidad virtual

La edad dorada de Sega nos regaló joyas en Dreamcast de la talla de Crazy Taxi, Jet Set Radio y Shenmue, pero junto a ellos también destacaba Space Channel 5, un juego musical que cautivó al público gracias a sus divertidas mecánicas jugables. Tras dos entregas y un relanzamento en Steam, la compañía ha querido celebrar su 15 aniversario con Space Channel 5 VR: Ukuki Viewing Show, una demostración técnica para la realidad virtual.

Space Channel 5

Aún es pronto para hacerse ilusiones, ya que se trata solo de un desarrollo anecdótico con el que sacar partido a las gafas HTC VIVE y nos pondrá en el papel de un espectador del programa de Ulala como meros observadores. Según avanza Sega, la muestra podrá probarse en el próximo Tokyo Game Show enmarcado en un evento que recibe el nombre de Linked-door loves Space Channel 5. Si bien no se trata de un nuevo juego, abre la puerta al desarrollo de una secuela tras el estreno de Space Channel 5: Part 2 en 2002.

Ambas entregas nos ponían en la piel de la joven reportera Ulala que tenía que salvar al planeta de una raza de aliens mediante pasos de baile. Muchos de nosotros no olvidaremos sus coreografías imposibles al grito de “chu-chu” o la magnífica aparición de Michael Jackson.

A diferencia de otros juegos musicales, Space Channel 5 aunaba el ritmo, precisión y agudeza musical en una suerte de “Simón dice” hecho videojuego. En otras palabras, no se trataba de un juego sencillo ni apto para personas con menos memoria que un pez.

Si bien es cierto que el género no atraviesa su mejor momento, su regreso no es una cuestión baladí. La entrega original es heredera de todo lo que nos dejó el cambio de siglo con sus grandilocuentes beats, ambientación futurista y estrellas pop. ¿Por qué no reinventar la fórmula adecuándola a nuestros tiempos? Yo firmaba por un duelo contra Lady Gaga como reina de los aliens.

Space Channel 5

Lo innegable es que la industria no se olvida de Ulala ni de sus clases de periodismo demostrando que a veces con un buen baile consigues más que un reportero de Sálvame en la casa de la Pantoja. ¡Up, down, left, left, right!